CDP (Centro de Padres)

El CDP del Saint George’s College es un organismo que representa a los padres y apoderados y está constituido por la Mesa Directiva, Presidente(a), Vicepresidente(a), Tesorero(a) y Secretario(a) y por el Directorio, que está formado por los Directores de Nivel. La base de esta estructura son los delegados de curso, quienes se eligen en la primera reunión de apoderados del año, sólo en los cursos pares ya que el cargo dura dos años.

Conozca más en www.cdpsaintgeorge.cl

OGA (Old Georgians Assocciations)

La Old Georgian Association (OGA) es una asociación constituida por ex alumnos del Saint George, preocupados por el bienestar, interacción e integración de todos los Old Georgians. Es un vehículo para devolver a la sociedad y a sus miembros, lo más valioso que recibieron del colegio. Una gran familia trabajando bajo el lema One God, One spirit, One school para”que ningún Old Georgian se sienta solo”.

Sepa más en www.oldgeorgians.cl

CSC Chile

La historia de Santa Cruz en Chile comenzó en 1943, cuando tres sacerdotes llegaron desde Indiana, EE.UU. a hacerse cargo del Saint George´s College, entonces un colegio del Arzobispado de Santiago.

Los padres de Santa Cruz acogieron las directrices de la Iglesia latinoamericana y tomaron una “opción” por las necesidades y miserias de los pobres de este continente. Así, a partir de 1949, empezó el ministerio en las parroquias de regiones pobres y en el servicio de los niños sin hogar, con dos orfelinatos.

Este compromiso, a menudo mal entendido, ocasionó persecución y sufrimientos a Santa Cruz durante los años de régimen militar. Varios religiosos fueron obligados a dejar el país y otros estuvieron en prisión.

Durante algunos años la congregación tuvo que dejar el Saint George’s College. A pesar de todo, ha persistido en el compromiso de la educación asumiendo la administración del Colegio Nuestra Señora de Andacollo que sirve a los pobres. En 1987 la congregación se volvió a hacer cargo del Saint George’s College.

Actualmente, la congregación tiene la administración de dos colegios en Santiago (Saint George´s College y Nuestra Señora de Andacollo), de tres parroquias (Andacollo, Calle Larga y San Roque), dos hogares para menores de escasos recursos (Santa Cruz y San José) y el Centro de Rehabilitación del Alcoholismo San Roque. (Extracto y adaptación declaración del Padre Fermín Donoso C.S.C.).

Lea más en www.congregaciondesantacruz.cl

CSC Mundo

La Congregación de Santa Cruz es una comunidad religiosa que ha estado involucrada en el apostolado de la educación desde los primeros momentos de su existencia en el siglo XIX en Francia. El padre Basilio Moreau, fundador de la congregación, instó a que -hermanos, hermanas y sacerdotes- trabajaran en la educación, la acción social y los territorios de misión.

Durante las primeras siete u ocho décadas de la historia de la congregación, la educación fue considerada como “la instrucción y educación cristiana de la juventud por medio de escuelas agrícolas y técnicas, estas últimas especialmente destinadas a los niños pobres y abandonados” (Constituciones de la Congregación de Santa Cruz, artículo 3, de 1857). Gradualmente la enseñanza básica, media y universitaria llegaron a ser las actividades más importantes en proporción al número de religiosos que trabajaban en educación. A partir de 1840, Santa Cruz se convirtió en una congregación misionera de educadores cuando el padre Basilio Moreau envió equipos de hermanos y sacerdotes de Francia a Argelia, Bengala, Estados Unidos y Canadá para trabajar en escuelas.

Lea más en:

www.holycrosscongregation.org

Espiritualidad de la Congregación de Santa Cruz

El espíritu y vida del Saint George’s College están influidos por el espíritu e historia de la Congregación de Santa Cruz.

La espiritualidad es el punto de partida desde el cual se camina al encuentro del Señor y la forma particular en que se hace ese caminar. Como cristianos, el punto de partida y el camino común es el Evangelio; sin embargo, el Espíritu va suscitando, a través de la historia, diversas formas de vivir y encarnar ese único Evangelio, destacando ciertos elementos y valores.

Para la Congregación de Santa Cruz esa espiritualidad se puede traducir hoy en cuatro elementos fundamentales legados por su fundador y enriquecido por todos aquellos que han caminado por estas huellas.

La Divina Providencia

Para el Padre Moreau todo comienza, se sostiene y alcanza su plenitud en la iniciativa amorosa y fiel de Dios, en lo que él llamaba constantemente “la Divina Providencia”. Confiar en ella es confiar en que Dios está siempre presente en nuestra vida, y que él la suscita, la orienta y la protege, a veces de maneras misteriosas, por medio de personas, acontecimientos y situaciones de nuestra historia. En múltiples ocasiones, especialmente en los momentos de mayores dificultades, él recordaba a los religiosos que toda la obra de Santa Cruz descansaba en la Divina Providencia.

La Misión

Basilio Moreau hablaba con insistencia de la necesidad de un verdadero “celo apostólico”, un “deseo abrasador” de que “Dios sea conocido, amado y servido”. Es la fe que se traduce en acción y se dirige al bien de los demás. El servicio y la misión son llamados para todos los cristianos. Desde un comienzo el padre Moreau quiso que laicos y religiosos, hombres y mujeres, trabajaran muy unidos en el apostolado.

El padre Moreau deseaba que los miembros de Santa Cruz, como seguidores de Cristo encomendados a la Virgen de los Dolores y a San José, dieran preferencia al servicio a los más pobres en todos sus apostolados. Ya en su época él hablaba de un “amor preferencial por ellos” (Pedagogía Cristiana, p. 8), amor que la congregación quiere renovar cada día en todo el mundo.

La Comunidad

“Nuestro llamado es para servir al Señor Jesús en la misión, no como individuos independientes, sino como fraternidad” (Constituciones 4, No.33). La comunidad es, para los religiosos de Santa Cruz, otro pilar fundamental de la espiritualidad. Reconociéndose desafiados, necesitados de apoyo y de afecto, afirman que “nuestra vida comunitaria aviva la fe que hace de nuestro trabajo un ministerio y no meramente un empleo” (Constituciones 4, No.33).

Se busca que, a ejemplo de la Sagrada Familia, entre los religiosos haya una profunda unidad que se alimente de su diversidad frente a la uniformidad, se pretende hacer brotar la tolerancia, y ante la diferencia, la unidad profunda de corazones. Son una familia abierta que quiere seguir creciendo cada día.

La cruz, nuestra única esperanza

Si bien Santa Cruz recibe su nombre del suburbio de la ciudad de Le Mans donde se fundó, la cruz llegó a ser un elemento fundamental de la reflexión del padre Moreau. La fidelidad a Cristo a menudo trae consigo el dolor y la cruz, pero junto con Cristo conducen a la resurrección. Es el camino de Jesús y el camino del Evangelio. Este es otro de los pilares de la espiritualidad que su fundador experimentó en su vida y que legó en el lema de la congregación: “La cruz, nuestra única esperanza”. El dolor y la cruz son un aparente sinsentido, pero desde la fe se afirma -con Basilio Moreau- que “toda la enseñanza del Evangelio se resume en el conocimiento de la locura de la cruz” (Carta Circular 79, 1857; cf. I Corintios 1:25).

CDA y CAB

Según los estatutos vigentes, el Centro de Alumnos (CDA) es una organización que permite al estudiantado participar activamente en el colegio, dentro del respeto mutuo y del tradicional espíritu georgiano. Como organización es la voz del alumnado frente a los distintos estamentos de la comunidad educativa. Dentro de sus objetivos está promover la conciencia social y los valores cristianos, bajo el lema “Recte ad ardua”, con el fin de formar cristianos comprometidos y ciudadanos competentes.

El Centro de Alumnos de Básica (CAB) es elegido por los estudiantes de 5º a 8º y los representa ante los distintos estamentos. Su función está ligada al CDA, pero puede no compartir su línea de trabajo.  Dentro de sus objetivos está promover la conciencia social y los valores cristianos, bajo el lema “Recte ad ardua”, con el fin de formar cristianos comprometidos y ciudadanos competentes.