Con cariño recibimos a los alumnos franceses de intercambio del Liceo Saint Michel de Picpus

Desde el 6 y hasta el 26 de julio se encuentran en nuestro país 22 alumnos del Liceo Saint Michel de Picpus, de la Congregación de Santa Cruz, para realizar un intercambio cultural con familias georgianas.
El lunes 9 de julio la delegación visitó nuestro colegio con gran interés, Malik Mimene, profesor encargado del intercambio, dijo estar muy agradecido por la acogida y señaló que será un desafío recibir a la altura a los chilenos que visitarán París en enero próximo.

El día comenzó con una charla del profesor Paul Boudreault, quien les contó las diferencias entre ambos países en el ámbito educacional y que se reflejan, por ejemplo, en el sistema de notas y las normas para vestirse o portarse. “Luego tuvimos la suerte de tener una misa con el padre David Halm C.S.C”, cuenta Malik. “Fue un momento espiritual muy fuerte compartido entre franceses y chilenos”.

Tras el desayuno, los profesores Claudia Carter y el profesor Hardy Poblete “nos llevaron a visitar el maravilloso gimnasio que tienen en Saint George y con el que sueñan todos los profesores de educación física en Saint Michel”, dice el profesor. “Tuvimos una clase de cueca muy interesante y que nuestros alumnos junto a nuestros docentes aprovecharon muy bien”. El día continuó con un almuerzo en el casino y después una clase de música con el profesor Antonio Olivares. “Fue un momento impactante para nuestros alumnos que se dieron cuenta de la suerte de los georgianos de tener tantos instrumentos”, ya que los parisinos solo tienen su voz para conocer la música.

Malik solo tiene palabras de agradecimiento hacia la comunidad: “Agradecemos a todos los profesores que se involucraron, al personal del colegio que nos ayudó, a Javier, a Marisol Corrotea, al padre Jim, rector del Saint George, que con tanta amistad nos recibió y nos transmitió lo importante que es este intercambio”. Es la quinta vez que se realiza este proyecto entre Francia y Chile y que también incluye una visita al Colegio Nuestra Señora de Andacollo, un encuentro con Fundamor, visitas a museos, a La Moneda y al Congreso; un viaje a Valparaíso, a Viña del Mar y otro a San Pedro de Atacama para luego regresar a Francia.