Memoria agradecida: Seminario sobre los 75 años de la Congregación de Santa Cruz en Chile



El jueves 28 de junio por la tarde, la comunidad georgiana se congregó en el auditorio del colegio para tener una mirada retrospectiva y agradecida sobre la historia de la Congregación de Santa Cruz en Chile, seminario organizado por la Old Georgians Association.

Los panelistas abordaron parte de los frutos de la congregación en Chile. Por ejemplo, Miguel Laborde, autor del libro “Georgians, 80 años en Chile” compartió lo desafiante que fue ir a las fuentes de su propio colegio y descubrir el sello que lo caracteriza. En este mismo sentido, José Luis Del Río dio a conocer su visión respecto del espíritu que habita en quienes se han formado en el Saint George: personas que no se rinden y que se esfuerzan por ser los mejores sin competir con los demás. Por su parte, Caridad Merino agradeció el testimonio y la entrega de los sacerdotes de la Santa Cruz en nuestro país, todos los apostolados que han nacido de la congregación y su labor formando líderes al servicio del país.

Con una mirada retrospectiva, el padre José Ahumada C.S.C, superior de la Provincia de Chile, manifestó que “en los momentos más difíciles de nuestra propia historia, Santa Cruz supo estar en el lado correcto y no por oportunismo o por quedar bien con todos, sino que por convicción” y fidelidad a Jesucristo. Es por esta razón que agradeció a todos los miembros de la congregación por su testimonio de vida.

También el padre Pepe reflexionó sobre la reciente construcción de la Casa internacional de formación: “puede ser una locura para estos tiempos que vive la Iglesia en Chile, pero la veo como una oportunidad”. Explicó que la congregación quiere ofrecer a la Iglesia en América Latina, “jóvenes que quieren comprometerse en su fe y ser mejores personas y cristianos, porque al vivir con tantas personas diversas, podrán escuchar mejor, atender al necesitado, darse cuenta que solo Dios tiene la Verdad y, sobre todo, acoger al que es distinto. Esperamos que tengan la convicción (para llegar a buen puerto), y como dicen nuestras Constituciones, ‘la audacia para ver y el coraje para actuar’”.

Analizando el futuro, el padre Pepe se preguntó dónde estará la congregación el año 2043, cuando celebremos 100 años en Chile. La respuesta solo Dios la sabe, sin embargo el padre Pepe nos invitó a “volver a la figura de Jesucristo que nos habla desde la periferia y desde los pobres”, tal como lo ha expresado el Papa Francisco.

Refiriéndose a la misión del colegio, el padre José agradeció a la congregación y a los profesores que trabajan en el Saint George haber entregado “a los jóvenes chilenos y sus familias, una nueva visión de lo que es ser persona, de lo que significa ser creyente y de lo que significa ser ciudadano”. Añadió que a su juicio, “el georgian que Chile necesita debe estar bien preparado académicamente, buscar la excelencia, saber comunicarse en al menos 2 o 3 idiomas, pero sobre todo tener a Jesús como modelo e inspiración”.

Finalmente, se entregó un agradecimiento simbólico a todos los sacerdotes, hermanos y religiosas de Santa Cruz presentes para luego participar de un vino de honor en la Casa Moreau.

Visite nuestra galería de fotos.