Nuestro colegio vive un nuevo Pentecostés

Porque es una de las fiestas más importantes de la Iglesia, cada una de las unidades celebró la venida del Espíritu Santo a renovar la faz de la tierra.

Por ejemplo, en la I Unidad, durante la semana pasada, los alumnos conocieron los dones del Espíritu Santo a través de dibujos de llamas que llegaron y se quedaron sucesivamente en las salas y este lunes, “ya con todas las llamas puestas en su sala y los dones comprendidos y orados; cada curso celebró Pentecostés como una fiesta, acompañados de sus profesores”, explica Lorena Recabarren, coordinadora pastoral de la I Unidad. Cuenta, además, que cada curso recibió un signo:
• Pre básica: Se llevó el dibujo de una llamita de fuego a su casa, para orar con ese don en su familia.
• 1° Básicos: Confeccionaron un remolino don los dones para que, con la fuerza del Espíritu Santo, llevemos sus dones a todos los rincones que habitamos.
• 2° Básicos: Recibieron una llama plastificada con un espacio en blanco para que cada niño elija un don que le falta o que quiere reforzar, lo escriba y comparta con su curso y con su familia.
• 3° Básicos: Recibieron una cartulina don los dones del Espíritu Santo para elaborar un juego de dedos para disfrutar junto a sus amigos y familia.
• 4° Básicos: Recibieron un cintillo de cartulina con una llama, cada niño escribió ahí un don y luego respondieron a la pregunta: ¿Qué don de tus compañeros te llamó la atención y por qué?

La II Unidad quiso prolongar Pentecostés durante lunes, martes y miércoles entregando pulseras para que los alumnos se las regalaran a uno de sus compañeros. La primera pulsera es la roja, que simboliza el cariño, la verde la amistad y la amarilla la paz. Carlos Casanueva, coordinador pastoral de la II Unidad, señala que el autocuidado y el respeto son los temas transversales que se trabaja entre 5° y 8° y el enfoque de Pentecostés ha sido el de estar conscientes que los dones del Espíritu Santo nos ayudan a querernos y cuidarnos. Como curso, también confeccionaron una "guirnalda de los talentos" que colgaron en el balcón que mira a uno de los patios de la unidad. 

Finalmente la III Unidad celebró en la capilla misas por nivel. Por ejemplo, en las de 10°, el padre Michael Thomas C.S.C destacó la Ruah, el espíritu de Dios, que con toda su potencia entrega vida y la lleva a su culmen.