Nueva infraestructura educativa para nuestro colegio

El Patio Le Mans, especialmente diseñado para el desarrollo de los prescolares, y salas reconstruidas para mejorar el ambiente de estudio y permitir un uso más dinámico y diverso de cuatro de las salas 10° son las principales novedades en términos de infraestructura en nuestro colegio para el año académico 2019.

Los principales beneficiados con el Patio Le Mans serán los alumnos de prebásica que podrán disfrutar de las nuevas instalaciones ubicadas entre la ladera del cerro y las salas de Prekínder y Kínder. Se trataba de usar un espacio que estaba subutilizado, cuenta Sebastián Godoy, jefe de la I Unidad para “desarrollar habilidades de los niños asociadas al juego como son el desarrollo de la motricidad y de la creatividad”, explica; “tenemos una carpeta para clases al aire libre, muros de escalada, pizarras para que puedan dibujar de manera libre, un espacio de exposiciones para arte y un acceso directo desde las salas de Prekínder y Kínder para que sea un espacio exclusivo para su recreo”. Además, dice, su especial ubicación ayuda al contacto con la naturaleza con todos los beneficios que implica para los alumnos como espacio de aprendizaje.

Las salas de los décimos B, C, D y E fueron remodeladas durante el verano 2019 para acondicionarlas a las necesidades educativas de los alumnos de este nivel, explica Javier Mascaró, Jefe de la III Unidad. “Estas nuevas salas constituyen una gran oportunidad para toda la comunidad educativa, ya que se ajustan a las necesidades actuales de aprendizaje de los alumnos y alumnas de este nivel. Además la construcción y remodelación de los espacios que rodean a estas salas como las mesas, bancas y jardines, tienen un impacto positivo directo no solo en los alumnos de los cuatro cursos involucrados sino que en todos los alumnos de 9° y 10°”.

Por su parte, Pablo Miranda, gerente del colegio, señala que las nuevas salas significan “mayor eficiencia energética y niveles de confort” para alumnos y docentes. La reorganización interna, con lockers en pasillos y extensas pizarras posibilitará “un mejor ambiente de estudio y permitirá un uso más dinámico y diverso de la sala”. Agrega que en los patios aledaños se implementaron mesas y bancas “para generar zonas tranquilas de descanso, conversación, estudio, lectura y aprendizaje” que están acompañadas de nueva “arborización homogénea con árboles caducos que dan sombra en verano y árboles perennes nativos en el sector oriente para ayudar al control solar”.

En esta remodelación destaca el uso de los materiales originales que se utilizaron en la construcción de nuestro colegio en la década del ’70 y el respeto por la particular forma de cada una de las salas que hace que el Saint George sea como una ciudad a menor escala.

Visite nuestra galería de fotos.