Servicio y fe: Trabajos de Verano en Río Claro

Durante seis días, del 2 al 7 de enero, un grupo de 37 jóvenes (alumnos de 11° y 12°, más seis ex alumnos) del colegio, acompañados de nueve adultos (profesores, educadores y coordinadores de Proyecto) conocieron, compartieron y colaboraron con nueve familias de Río Claro, en los sectores de Peñaflor Viejo, Peñaflor Nuevo, San Gerardo, Santa Matilde y Población Los Olmos, en los Trabajos de Verano 2019. Además realizaron un trabajo comunitario en la Capilla Nuestra Señora de Lourdes en el sector de Peñaflor Viejo. Este fue el primer año que los Trabajos de Verano se realizaron en la localidad de Río Claro  donde esperamos poder seguir compartiendo con sus comunidades y sectores por  los próximos 2 años (2020 y 2021).

María José Segovia, encargada del proyecto, cuenta que "pese a que existió una baja en el número de participantes en relación con los años anteriores, pudimos cumplir el compromiso con los diez trabajos. Tanto el Municipio de Río Claro como las familias y los georgianos que participaron del proyecto manifestaron la satisfacción por el trabajo realizado". A su juicio "fue significativo el clima en el que se llevaron a cabo estos trabajos, pues los alumnos, ex alumnos y adultos se mostraron siempre entusiasmados y comprometidos hasta el final, pese el cansancio".

Los trabajos realizados consistieron principalmente en reparaciones en techos, cielos, forrar paredes interiores y exteriores, construcción de radier de cemento y de madera, construcción de aleros, hermoseamiento y construcción de radier y reja en la capilla, pintar y empastar.

María José cree que fue fundamental contar con ex alumnos, pues al ser diez cuadrillas y contar con siete adultos disponibles para liderar las Cuadrillas, los ex alumnos asumieron muy bien el liderazgo de las tres cuadrillas restantes. "Me gustaría agradecer el trabajo del Equipo Organizador de Alumnos que asumió un doble rol, ya que también fueron parte de las cuadrillas. Destaco también contar con la presencia de dos de los sacerdotes de la Congregación de Santa Cruz, el padre David Halm C.S.C y el padre Rodrigo Valenzuela C.S.C, quienes recorrieron los lugares y sectores de trabajo animando en la fe tanto a georgianos como a las personas que nos acogieron", dice. El lunes 7 de enero, el padre Rodrigo celebró la Eucaristía de cierre del proyecto con los participantes y algunas personas del municipio y comunidad de vecinos de Río Claro.

A manera de evaluación, cuenta que "en general, se trató de una versión de los Trabajos de Verano que cumplió con las expectativas tanto del colegio como de las personas de Río Claro con quienes coordinamos el Proyecto. Para las próximas versiones esperamos poder motivar sobre todo a la que será la Generación de 12° del 2019, porque son ellos -junto con los alumnos de 11°- los que se encargarán de asumir el liderazgo y tomarán como relevo la continuidad de este proyecto".