Nicolás Marín Videla: Un old georgian que va derecho a lo difícil

Nicolás Marín Videla es un old georgian de la generación 2018 al que se le cumplirá un sueño: Estudiar su educación superior en Estados Unidos, específicamente lo hará en St. Edward University. Su impecable trayectoria académica y valórica, junto a su manejo del inglés lo hicieron obtener la Moreau Scholarship. “Cualquier alumno de un colegio de la Congregación Santa Cruz puede postular a esta beca, y yo me la gané esta vez. Me cubre todo el arancel de los cuatro años de estudio. Aunque todavía no elijo definitivamente mi major, me interesa la carrera de Business Administration”, dice. Junto a Nicolás, otro compañero de generación, Sebastián Nuñez, se embarcó en la aventura de estudiar en Estados Unidos, su elección fue Astrofísica en la Ohio State University. 

Antes de embarcarse este viernes 17 de agosto hacia Texas, Estados Unidos, Nicolás preparó la PSU y estudió Ingeniería Comercial en la Universidad de Chile el primer semestre. Comenta: “No me arrepiento de haberlo hecho, porque pude vivir la experiencia universitaria chilena y ahora tendré un punto de referencia cuando vaya a estudiar a Estados Unidos. Además, conocí más sobre la carrera y tengo una mejor idea de por dónde podrían ir mis gustos”.

¿Cuáles son sus expectativas de esta experiencia?
Mi expectativa principal es que pueda exponerme a la mayor cantidad de cosas posibles en el transcurso de mis estudios, tanto académicamente como de manera extra-curricular. Esto es algo que la educación de Estados Unidos facilita mucho a sus alumnos. Allá te incentivan mucho a probar distintas cosas y no cerrarte solamente en un área de estudios.

¿Cómo fue el proceso de postulación?
La verdad es que fue largo y algo tedioso. Además de hacer una prueba estilo PSU (allá llamada SAT), a los postulantes se les pide escribir un tipo de “currículum” donde cada uno debe especificar las distintas actividades en que ha participado en su transcurso escolar (pueden ser deportivas, de pastoral u otros tipos de clubes y academias). También se necesitan cartas de recomendación de profesores o académicos que tengan una relación estrecha con uno. Finalmente, la mayoría de las universidades piden que el postulante escriba uno o varios ensayos personales donde se pueda dar a conocer su personalidad. A pesar de la gran cantidad de cosas que hacer, valoro que las universidades allá no quieran solamente un puntaje en una prueba y se centren más en la persona completa. Gracias a esto y a las experiencias que he vivido en el colegio, me invitaron a participar en el programa Honors de St. Edward’s, el cual ofrece oportunidades para fomentar el aprendizaje y enfrentar distintos desafíos educativos.

¿Qué te llevó a tomar esta decisión?
Siempre me ha gustado Estados Unidos como país, pero no fue hasta que estuve de intercambio 6 meses ahí que empecé a considerar la posibilidad de volver para mis estudios superiores. Mi experiencia fue tan buena que decidí hacer el proceso de postulación de todas maneras, aunque implicara un esfuerzo mayor de mi parte. Me llamaba mucho la atención el sistema de educación y la experiencia universitaria allá y tenía la sensación de que podría ser un buen lugar para mí.

En este proceso de postulación ¿cómo influyó el nivel de inglés que entrega el colegio?
El nivel de inglés que entrega el colegio es una muy buena base para que cada persona sea capaz de hablar bien el idioma. Por eso agradezco que el colegio haya sido tan consistente en su enseñanza a través de toda mi trayectoria escolar. Esta base que me entregó el colegio complementó el inglés que luego fui usando en mi casa y otros lugares. Así me terminó gustando cada vez más el idioma y lo fui practicando cada vez más. Lo mucho que a uno le gusta un idioma es un factor muy importante a la hora de decidir estudiar en el extranjero, porque no podría estudiar en Estados Unidos si no me gustara hablar inglés todos los días de la semana.

Si pudieras aconsejar a otros georgianos respecto de la elección de carrera o de estudiar en el extranjero, ¿qué dirías?
La elección de carrera es un proceso difícil por el que tenemos que pasar. Honestamente yo todavía no estoy completamente seguro de lo que quiero estudiar, entonces no podría aconsejar con mucha certeza cómo enfrentarlo. Pero en el aspecto de estudiar en el extranjero sí puedo decir que si alguien está interesado en hacerlo, aunque sea un interés poco certero, recomiendo hacer el proceso igual. Estoy seguro que cualquier georgiano es capaz de llevar a cabo este proceso, además de preparar la PSU. Es completamente posible. La verdad es que uno no pierde nada en intentarlo y es mejor hacerlo que arrepentirse más adelante. Recomiendo que el que esté interesado busque cuáles son los pasos a seguir en el proceso, que investiguen sobre las diferentes universidades y carreras que les podría interesar. En uno de esos casos, podrían encontrar algo que les llame mucho la atención.