Segunda Unidad oró por la paz de nuestro país

Con un llamado a construir la paz desde nuestro interior, en nuestras propias relaciones interpersonales y a reflexionar sobre la edificación de un país con mayor justicia se desarrolló la Oración por Chile durante la mañana del lunes 4 de noviembre en el patio cívico de la II Unidad.

Los miembros del equipo de pastoral de la unidad prepararon un momento significativo en el que todos juntos pusimos en las manos de Dios Padre al país, sus autoridades y las esperanzas de sus habitantes. “Como discípulos de Jesús y con una ferviente inspiración en el Padre Moreau, somos invitados a leer los acontecimientos, considerando las aspiraciones de la sociedad, el anhelo de construcción de un país más justo, y el deseo de cambiar la lógica de la indiferencia”, dijo el profesor Mario Rojas.

El país nunca será el mismo que antes del viernes 18 de octubre, sostuvo el padre Rodrigo Valenzuela C.S.C y son las nuevas generaciones las llamadas a transformar nuestra sociedad en una más justa, donde nadie quede fuera. Por eso la paz es una realidad que se construye con los compañeros y los profesores, donde todos somos responsables de la paz de nuestra comunidad educativa. Como un signo del cuidado del otro y en presencia de los miembros del Centro de Alumnos de Básica, el padre Rodrigo Valenzuela bendijo un olivo para recordar que la paz se construye diariamente.

Durante toda esta semana, varios alumnos de la II Unidad, a primera hora visitarán oficinas y edificios del colegio para unirnos en oración por la paz de Chile.